jueves, 9 de septiembre de 2021

Un agradecimiento sincero

Agradecimiento sincero

¿Agradecemos de corazón las cosas o simplemente lo hacemos por quedar bien? es la propuesta para el relato de esta semana desde el blog de Dorotea “Lazos y Raíces”. Como siempre, una de las normas es no sobrepasar las 350 palabras

Para poder leer más aportaciones, pinchar aquí en este enlace:
“Lazos y Raíces”


349 palabras

El agradecimiento es una parte muy importante de ese sentimiento tan bonito que aparece cuando alguien ha hecho algo por nosotros, cuando sencillamente nos escucha con empatía ante algún problema, ante las muestras de afecto o de amistad y muchas otras cosas, como poder levantarse cada día y contemplar un nuevo amanecer o un dorado atardecer, o cualquier otro regalo con el que la vida nos obsequia.
Hay un dicho que dice “Es de bien nacidos, ser agradecidos” Y es verdad.
Yo por mi parte, siempre he sido agradecido y así lo he manifestado y lo manifiesto siempre, al igual que manifiesto mi desacuerdo, o no me apetece hacer un favor innecesario o quiero mostrar mi disgusto. De esa manera me siento bien, porque es la manera de ser uno mismo y hacer o decir algo con sinceridad.
Y hablando de agradecimiento, le estoy profundamente agradecido a mi abuelo, el cual me enseñó a amar la naturaleza y la música, a ser esforzado en el trabajo, a ser una persona honrada y a llorar sin ninguna vergüenza ni tapujos cuando me emociono.
Recuerdo a mi abuelo sentado en una mecedora los domingos, escuchando el concierto de RNE y recuerdo verlo llorar emocionado a lágrima viva. Lo recuerdo enseñándome a amar lo más preciado que tenemos y somos, la naturaleza. Recuerdo su bondad. Recuerdo cuando me llevaba a pasear al campo en sus hombros, pues tenía cuatro añitos. Recuerdo  cuando en el patio de tierra me enseñaba a sembrar, regar, cuidar y comprobar el milagro de la vida a través de las plantas. Recuerdo tantas cosas…
Por ello le estoy profundamente agradecido. Antes se lo agradecía con amor, y ahora se lo sigo agradeciendo acordándome de él y de todas esas cosas que me inculcó, poniéndolo en práctica cada día, porque el amor más grande al cual estoy entregado es la naturaleza. Y como buen montañero que soy, cada vez que atravieso esos maravillosos senderos me acuerdo de él y agradezco a la vida, a la Creación o a esa poderosa energía, la maravilla que pueden admirar mis cinco sentidos.

© José Luis Asensi    09/09/2021

47 comentarios:

  1. José, me has emocionando porque tus palabras siempre salen de tu corazón pero hoy amigo te han salido del alma. Enhorabuena por este relato que es puro amor y agradecimiento a tu abuelo, esa persona que tanto significa en la vida de un niño. Un beso y muy feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú me has emocionado a mí con tu comentario.
      Él fue para mí, incluso más importante que su hija, mi madre. Y de él aprendí tantas cosas buenas. De alguna manera soy parte de sus enseñanzas, de su amor y de cómo era él.
      Muchas gracias, amiga mía.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Estar agradecidos con la vida y las enseñanzas recibidas es de buena gente y aunque siempre haya sido una virtud valorada y estimulada, creo que no siempre lo es, sobre todo en una sociedad dónde el éxito material se considera el logro fundamental y alcanzarlo cueste lo que cueste llega a ser la meta principal en la vida. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mónica.
      Siempre me ha gustado progresar en todo, pero nunca he tenido ese ansía de poseer y menos ahora,en que entiendo la vida de una forma más sosegada.
      La sociedad, cada vez va peor y tal vez, una de las cosas que más la empobrecen en el sentido humano, es la necesidad del triunfo material, el cual nunca es suficiente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué buena persona debió ser para dejarte tan bonitos recuerdos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro, amigo mío, que lo era y lo quería más que a nadie. De él aprendi a ser, ante todo, persona.
      Saludos Xavi.

      Eliminar
  4. Te enseñó multitud de valores y te aseguro que leyéndote así lo transmites.
    Qué bonito 👍
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vero.
      Los valores son muy importantes y la gratitud, uno de los que más.
      Era de lo que iba esta semana la convocatoria Y quien primero me vino al pensamiento, es ese abuelo que tuve la gran suerte de tener y del cual me acuerdo continuamente.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Hola José Luis, yo conocí a mis cuatro abuelos. Jamás olvidaré su cariño, enseñanzas, diversiones y paciencia.

    Veo a través de tu escrito numerosas coincidencias y además tenemos muchos seguidores en común...

    Tu relato impacta y motiva, me gusta mucho y sin pecar de exagerada, diría que lo encuentro para enmarcar.
    Creo que eres nuevo para mi, con tu permiso te seguiré.

    Enhorabuena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mari Carmen.
      Encantado de tu visita a este blog y seas bienvenida.
      Es cierto que hay muchas coincidencias. Muchas veces, las personas en quienes primero pensamos es en nuestros seres queridos, quienes nos dieron su cariño y su amor y esas esseñanzas tan bonitas como la que tu cuentas en tu relato, muy bueno por cierto, como ya he dejado en el comentario.
      Somos personas que nos gustan las personas y muy familiares y eso es muy bonito, la verdad.
      Yo por mi parte y con tu permiso, también te voy a seguir en tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Deliciosas estas letras recordando a tu abuelo y a los valores que te inculcó.
    Los abuelos son seres imprescindibles que nos dejan demasiado pronto 😔😔 Pero así es la vida. Nos queda su recuerdo.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que lo son, Galilea. Si no existieran habría que inventarlos como se suele decir y de ellos aprendemos muchas cosas, una de ellas, lo que es el cariño y el amor.
      Muchas gracias. Besicos.

      Eliminar
  7. Tuviste un abuelo excepcional, te enseño el mejor valor de la vida, el verdadero amor y el amor a la vida en la que incluyo la propia naturaleza, eso es lo fundamental y lo más importante, todo lo demás, incluido bienes es superfluo y no llega a ser un valor humano.
    Yo no tuve la suerte de conocer a mis abuelos y así y todo algunas veces pretendo acordarme de ellos.
    Un hermoso y bello relato amigo José Luis, sigue así y nunca cambies.
    Un fuerte abrazo amigo mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo tuve, Juan, pero creo que la mayoría lo son con sus nietos, y más antes que había más cercanía.
      La verdad es que ese amor tan grande por la naturaleza fue gracias a él.
      Muchas gracias, amigo mío.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Gratidão é uma palavra muito forte. Talvez até mais forte que a palavra amor. Que tem e sente gratidão tem um coração do tamanho do mundo.
    .
    Cumprimentos poéticos
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gratitud es una palabra muy importante e inmensa. Tal vez el amor sea también, entre otras cosas, una forma de gratitud.
      “La raíz de todo bien reposa en la tierra de la gratitud.”— Dalai Lama
      Muchas gracias Ryk@rdo.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  9. well written explanation about gratitude... nice story

    wonderful grandfather

    ResponderEliminar
  10. Un relato encantador. Tuviste un abuelo maravilloso. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sandra.
      La persona más importante en mi vida.
      Saludos amiga.

      Eliminar
  11. Se nota que además de su bondad erauna persona cultivada y concienciada con la naturaleza, que como supongo que no eres un mozalbete, no era lo más habitual en la época que describes.
    Una persona notable que quiso transmitir su notabilidad
    Abrazo, j luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabi.
      Hace poco que me salieron los primeros dientes, 🤣🤣🤣🤣 pero supones bien.
      Era gente de pueblo con intereses poco habituales para la época.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo y buen finde.

      Eliminar
  12. ¡¡Que hermoso lo que has escrito!!
    Me emocionaste. Son pocas las personas que saben decir así, con pocas palabras lo que disfrutas y feliz que eres gracias a tu abuelo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mariarosa.
      Muy agradecido por tu hermoso comentario y percibirlo así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Me ha emocionado tu relato, cuantas cosas bonitas y cuantos recuerdos se quedan tatuados en nuestra mente, maravillosos los momentos con los abuelos.
    Un abrazo José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dakota.
      Lo mismo digo acerca de tu emotivo y hermoso relato. Los dos hemos ido por el mismo camino esta semana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Precioso homenaje a tu abuelo, llega al corazón. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué lindo lo que cuentas de tu abuelo, José Luis! guardas muy emotivos recuerdos de él, pues te dejó un gran ejemplo. Me encantó tu relato que presiento es real. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ingrid.
      Efectivamente. En esta ocasión,al igual que la semana pasada, es real.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Me llegaste al alma...
    Y es que no se puede escribir con más franqueza y belleza; directo al corazón.
    Maravilla de abuelo y de nieto que absorbió cada enseñanza como agua divina. Y ahora nos lo trasmites.
    Mi enhorabuena. Hasta pronto :)
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Maite.
      Me alegra mucho verte de vuelta. Te echaba de menos.
      Hablando de agradecimiento, agradezco tus bonitas palabras.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Me has tocado el punto sensible de las emociones, y de los recuerdos...
    Yo te agradezco tu relato, hiciste revivir en mi , los momentos en los que mi abuelo paterno, me hacía mirar hacia las estrellas explicándome a su manera la inmensidad del Universo...
    Un abrazo .✨

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Berta.
      Y yo te agradezco tu comentario y que haya podido hacerte recordar algo tan bonito y emotivo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Debe ser real, porque rezuma amor. Qué buenos recuerdos de esos abuelos insustituibles.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Albada.
      Es muy real. Es el primer agradecimiento que tuve en mente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Me pareció una bella historia de agradecimiento. Te sale de dentro, como tu amor por la montaña.Me encantó.Tambien habla de sentimientos que viví en compañía de mi abuelo ya fallecido. Cuando alguien nos da y no espera recibir ms que una sonrisa, eso es amor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Bluechance.
      Así es,amar es dar sin esperar.El agradecimiento con los abuelos no tiene precio.
      Besos.

      Eliminar
  20. Exquisito homenaje, a ese abuelo melómano; y con esto te quiero decir que debió de ser una persona muy sensible y muy positiva, rasgos que se dan habitualmente en los aficionados a la buena música clásica. Y te puedo dar fe de lo que te he dicho, ya que me he dedicado a la música casi toda mi vida, y conozco a muchas personas así.
    Me ha gustado mucho como cuentas esa relación con él, y como los sabios consejos que él te daba, te han servido para mucho y bueno.
    Un fuerte abrazo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Manuel.
      Pues te felicito, porque dedicarse al bello y delicado arte de la música debe ser un gozo de los sentidos y toda una auténtica autorrealización, pues la música acuna la vida desde que nacemos hasta el final de los días.
      Una vida sin música sería algo impensable.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  21. Em tu relato José Luis, el recuerdo de tu abuelo, el amor por la naturaleza y la honestidad que trascrubes en el consigues emocionar a los que llegamos a leerte, gracias por compartir y agradecer cuanto de vueno y provechoso recibiste y ahora nos compartes
    Gracias, Un abrazo y buena semana
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Stella, por esa parte de tu tiempo que has dedicado a leer el relato, a dejar tu bonito comentario y apreciarlo de esa forma.
      Un abrazo y muy feliz semana.

      Eliminar
  22. Hay mi amigo escribes tan bonito y tan real,
    que sin querer me introduzco en tu historia
    y la verdad volví a revivir a mi abuelito,
    jamas lo olvidare,te felicito sinceramente.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los abuelos son muy importantes en nuestras vidas. de ellos recibimos amor y aprendemos a valorar las cosas.
      Muchas gracias, Sybi.
      Besitos para ti.

      Eliminar
  23. Cuando ya no están los que se ganaron a pulso nuestra gratitud, yo creo -como tú- que mantener vivo su recuerdo y contar sus méritos a los demás es una forma muy hermosa de agradecer. Gracias (!) por compartir tus recuerdos, y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Dorotea, por tu iniciativa y elección del tema de esta semana, muy acertado por cierto.
      El recuerdo en sí es una forma de agradecimiento.
      Un abrazo.

      Eliminar